sábado, 26 de diciembre de 2020

Lo conseguimos

A pesar de la pandemia, hemos conseguido terminar la campaña de seguimiento del 2020 y hacer el censo de invernada a nivel provincial. Sumamos ya 9 años en estas cuitas. Y afortunadamente, todos hemos ido sorteando al virus cumpliendo las normas higiénico-sanitarias. Gracias a los que formamos el equipo y a la conducta ejemplar de cada uno, hemos podido finalizar el periodo de seguimiento (algo más corto este año para minimizar en todo lo posible, riesgos de contagio). La nueva atalaya en el Cuartel del Mar ha demostrado ser muy útil en muchos sentidos. Nos queda agradecer públicamente a todos sus amables “guardias” del restaurante,  las facilidades dadas para poder movernos a nuestras anchas por la popularísima “Azotea de las Espátulas” e ininterrumpidamente durante tres meses.

 

Decía Robert Collier (1885 – 1950) que el éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día. En ese sentido han sido muchos los pasados en los observatorios del proyecto. Es de destacar que no solo son las aves que allí contabilizamos, sino la compañía, la emoción compartida de verlas surcar los cielos hacia el sur. Anécdotas, historias y un sinfín de sensaciones difíciles de describir.

Nos queda el recuerdo de un año complicado en el que no pudimos ni tocarnos ni abrazarnos. Y queda pendiente el vernos todos una vez finalizada la campaña para compartir historias de nuestras experiencias en el campo, como siempre hacemos. Permanentemente aprendemos de las espátulas y todos los años nos sorprenden con algo nuevo. Ahora las controlamos mejor y la experiencia se nota. Los veteranos transmiten conocimiento a los que deciden incorporarse a esta fantástica locura y solo podemos poner de relieve la calidad humana de los que han decidido formar parte de esta aventura.

 

Vivimos todas las campañas en un permanente aprendizaje. En ese sentido decía Albert Einstein (1879 - 1955) que la mente es como un paracaídas: sólo funciona si se abre.

Benjamín Franklin (1706 - 1790) quizás supo resumir la filosofía que empapa a los que formamos parte de esta particular historia: Cuéntamelo y lo olvidaré. Enséñamelo y quizás lo recordaré. Hazme partícipe y lo aprenderé.

Solo participando se puede “empezar a aprender” cómo se enfrentan las aves a un fenómeno tan enigmático como la migración. Nos queda mucho por saber, pero el camino está lleno de retos y eso lo hace especialmente atractivo.


Espátulas espumando a su paso por la torre del Puerco. Azotea de las Espátulas (Cuartel de Mar). Autora: Chuss Fernández

 

Datos del censo de Espátulas invernantes en Cádiz. Diciembre 2020

Bahía de Cádiz                       371

La Janda                                 77

Marismas del Barbate            11

Codo de la Esparraguera        6

Pantanetas Martín Miguel      2

Salinas de Bonanza               5

Laguna de Medina                0

Marisma de Palmones          8

Totales Cádiz                       480

 

Participantes en el censo de invernada. Diciembre de 2020

Bahía de Cádiz: Proyecto Limes Platalea-SGHN: Adolfo Moreno, Ángel Gil, Antonio Lucena, Blas Ramírez, David Agüera, David Cabeza de Vaca, Elisabeth Pérez, Elvia López, Faustino Chamizo, Francisco Hortas, Javier Ruiz, José A. Bosque, Juan Moyano, Juanjo Aragón, Juan Carlos Teruel, Juana Lagostena, Kiko Moya, Lola Collantes, María José Sánchez, Marina Cobos, Marta Rodríguez, Paola Villaverde, Paula Marchena, Pepa Delgado, Rafa G. Costales, Sergio García, Vicente Santamaría.

Laguna de Medina: Proyecto Limes Platalea-SGHN: José Ángel Hidalgo

La Janda, Marismas del Barbate, Salinas de Bonanza, Pantanetas de Martin Miguel y Codo de la Esparraguera: Equipo de seguimiento de fauna de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía

Marisma de Palmones: GOES: José Luis Garzón

 

2 comentarios:

  1. Si estuviérais más cerca participaría y así aprendería.
    Me encantan la experiencia y esas bellas palabras de Chúss.

    ResponderEliminar
  2. Un trabajo completo y muy interesante, enhorabuena. Ah, la forma de presentarlo hace que uno se sienta partícipe, sino presencialmente, sí en las emociones.

    ResponderEliminar